EL JUEGO Y SUS BENEFICIOS

 

Cuando hablamos de Juego, lo primero que se nos viene a la mente es “vamos a divertirnos”, “recrearnos”, “pasar el tiempo”; pero debemos preguntarnos: ¿Para qué sirve jugar?

A continuación vamos a descubrir diferentes respuestas a esta pregunta…

Para esto debemos entender, ¿qué es un Juego? Aquí van varias definiciones: 1) Se denomina juego a todas las actividades que se realizan con fines recreativos o de diversión, que suponen el goce o el disfrute de quienes lo practican. 2) El juego es una actividad generadora de placer que no se realiza con una finalidad exterior a ella si no por sí misma. 3) El Juego es una actividad vital con gran implicación en el desarrollo emocional y de gran importancia en el proceso de socialización de todo ser humano, especialmente durante la infancia, etapa en el que se desarrollan las capacidades físicas y mentales contribuyentes en gran medida a adquirir y consolidar de una manera creativa patrones de comportamiento, relación y socialización. Basándonos en la última definición, el juego posee la capacidad de afectar y ser afectado a su vez por el mundo externo y por los valores de quien juega. El juego permite al sujeto descubrir que es limitado debido a las reglas y patrones del propio juego. Esto se traducirá y favorecerá la personalidad de un adulto libre y normativo. La limitación o actitud normativa va a ser una experiencia positiva que redundará en beneficio de su desarrollo y creará su ESTILO DE VIDA, al regir y limitar las experiencias desde una forma normativa.

Cuando hablamos de Jugar lo primero que se nos viene a la mente es un Niño, pero estamos en un error porque para JUGAR no hay edad que nos limite. El juego no sólo no está limitado por la edad sino que tampoco por el ámbito en que se encuentre el sujeto: un parque, un gimnasio, una reunión familiar, o bien como es nuestro caso dentro de la clase de TAEKWON-DO.

También vale aclarar que hay otro tipo de juegos, que igualmente son para la mayoría de la población, actividades lúdicas y socializantes, pero que para otros se convierten en su dependencia: hablamos de los juegos de azar o gambling. Este tipo de juegos generan una incertidumbre de ganar o perder así como por la falsa ilusión de control sobre el juego es por lo que muchas personas llegan a engancharse y de ahí generan su adicción al juego de azar o ludopatía. Siendo esto así hay personas a las que el juego les genera innumerables problemas, personales, familiares o socio-laborales, debido a su relación abusiva y dependiente con el mismo.

Lo que buscamos como instructores de TAEKWON-DO con el juego dentro de nuestras clases es realizarlo como una actividad que permite ensayar ciertas conductas sociales; siendo este una herramienta útil para adquirir y desarrollar capacidades intelectuales, motoras, o afectivas, y todo esto se debe realizar de forma gustosa, sin sentir obligación de ningún tipo y como todas las actividades se requiere disponer de tiempo y espacio para poder realizarlo. Además de lo mencionado anteriormente, para nosotros como Escuela e Instructores de esta actividad y refiriéndome particularmente a los alumnos Infantiles, el Juego es una herramienta fundamental para desarrollar contenidos técnicos, teóricos y diversas capacidades básicas para el óptimo desarrollo del TAEKWON-DO, siendo este método de enseñanza una manera más didáctica y fácil para entrenar, sin perder de vista los objetivos.

Por lo tanto, el juego es considerado puramente una actividad recreativa, educativa y/o para el desarrollo del sujeto cuando:

• Se efectúa libre y espontáneamente, con absoluta libertad para su elección.
• Se realiza en un clima y con una actitud alegre y entusiasta.
• Se realiza sólo por la satisfacción que produce.
• Da lugar a la satisfacción de ansias psico-espirituales.
• Da lugar a la liberación de tensiones propias de la vida cotidiana.
• No espera un resultado final ni una realización acabada, sino que sólo anhela el gusto de la participación activa.

Cuando jugamos no perdemos tiempo. Cuando jugamos nos DIVERTIMOS, nos RELAJAMOS, y sobre todo CRECEMOS.

Lucas A. Dalmazzone
IV DAN Instructor ITF
AEIT Escuela MASTKD